Blogia
Noe Guzman

SUBLIME

Volvió la mirada y se hecho a reír, de un momento a otro se distrajo y declinó la mirada que la salvaguardaba, y ahí aproveché el momento; limpié el sudor de su frente y de pronto se atestiguó mi honestidad, limpio, claro, profundo y eterno retazo de mi vida.

Fotografías y esquelas de pensamientos rebuscados por la necesidad de tenerte -tomé tu mano- abracé la ficción de tus labios y así de pronto, y nuevamente divagué.

En ese momento penetré, rudo, constante y las lágrimas de tu corazón aturdido, confuso de tantos momentos conspirados sanaron como cuando jugabas con tus muñecas; maniaco placer, profundo y escueto rosario de arrepentimientos.

Era claro, que por las ventanas de tu imagen sutil, -sereno- posaban sin sacudir su sentimiento las risas infantiles que por tantos momentos gozaste de sus poderes y placeres que más de uno claudicó por tu controversial erotismo.

Ahí me disparé con trueque de resistencias y de constantes contracciones del acto que nos personificó esa noche.

De pronto prendí las luces de tu aroma sabor amargo, llanto amargo y dulces caricias que de nuevo sobrevivían al escape fugaz de tus sueños, portabas el retrato de tu títere maltratado esa noche, y de la otra mano el cigarrillo que se apagaba por centenares de lágrimas que salían de los ojos molestos que  por el humo de tu aberración lastimaban -tomaste mi mano- y jugaste tu papel.

Esa noche dormí con el ángel de tu lujuria, que peregrinaba por momentos en tu cuerpo puro y maltratado por tus vanidades.

Y de nuevo la flecha se tenso.

 

2006-02-20

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres